jueves, 30 de julio de 2020

Reseña: Cada seis meses - Clara Duarte

FICHA TÉCNICA

Título:
Autora:
Editorial:
Saga/Autoconclusivo: Autoconclusivo
Género:
Precio:
Páginas:



            
    

  
 SINOPSIS

Hana conoce a Ro. Ro conoce a Hana.

Hana es esta chica medio coreana que reparte los pedidos del wok de sus padres, y Ro aparece de pronto. Ro es alta como Madrid y las farolas. La historia de Hana y Ro empieza así: una pelea. Un supermercado. La puerta rota de un baño sucio. Un piano electrónico y ocho plantas con nombre. Es cutre y torpe, como todo, pero es bonita. Es normal. Hana piensa, durante ese verano: «esto podría durar para siempre».

Hana se duerme el 31 de agosto.

Cuando despierta, Ro no está. Ro no existe. Nadie la recuerda, nadie parece haberla conocido. Todo lo que tiene que ver con ella ha desaparecido, y la única que la recuerda ahora es Hana.

OPINIÓN PERSONAL 

Agradezco a la editorial laGalera por el envío del ejemplar 


Es un libro introspectivo. No hay mejor forma de definirlo. Con unos personajes que se salen de la norma. Son especiales, intensos, directos. Las protagonistas son de esos personajes que jamás olvidarás, porque se cuelan en tu mente, pero sobretodo se hacen un hueco en el corazón. 

Vivir desde esta perspectiva la historia de Hana y Ro, ha sido precioso. Porque es su historia, y eso es lo que solamente leyendo a Clara he descubierto. Esta historia es sólo de Hana y Ro, y yo soy solamente una mera espectadora. Pero creedme, se merece que todo el mundo la descubra y disfrute de lo que ellas transmiten. Hay historias que vives tú, pero esta no puede sobrepasar a Hana y a Ro.


-Hana, voy a enamorarme de ti durante un día. 
Sonó a una broma rarísima. Sonreí. 
-¿Qué?
-Es 31 de agosto -dijo-. ¿Sabes qué pasa el 31? 
-No.
-Todo.


Llega un punto en el libro, pongamos que poco después de la página 100, en el que realmente me explota la cabeza. Y es cuando mi cerebro me pedía más y más, porque ya no podía pararme ahí. Era necesario continuar y descubrir qué estaba pasando. Te desubicas, mucho, muchísimo. Pero el misterio crece y hace de la historia algo todavía más interesante. Porque ahí empieza la verdadera premisa del libro, ¿Qué pasaría si solo existieras seis meses al año?

Hana me ha conquistado, con ese don tan suyo de desligarse de algo como el móvil, que sonará poca cosa, pero en el día de hoy me parece sorprendente. Y en ella, gracioso y absurdo al mismo tiempo. Y es gracioso que cuando llega ella, Ro, las prioridades cambian. Como pasar no de cargar el móvil a necesitar cargarlo para poder dejar de sentir mariposas, o como diría Hana, plantas. 


“Ro era como el hueco que deja un diente y no puedes evitar tocar. Me hice al hueco.” 


Solo tengo palabras bonitas para esta historia. Y también para Clara. Estoy tan contenta de haber descubierto a esta autora y haber podido disfrutar de una pluma tan diferente y peculiar. Ha sido muy especial comentar de vez en cuando con la autora las cosas que me iban sorprendiendo. Al final el hype no hizo más que aumentar y eso ha supuesto un claro plus para disfrutar del completo de ellas.

Todavía pienso en ellas. Han pasado días, semanas y continúo procesándolo. Nada más terminarlo se lo dije a alguien, no recuerdo quién, es un libro que releería una y otra vez. Incluso tras haberlo terminado, de haber tenido tiempo y un poquito menos de cordura, me lo hubiese vuelto a leer. Me he enganchado tanto al humor de Hana y al misterio de Ro... qué difícil ha sido despedirme de ellas y de todos los personajes que las rodean. 

Podría decirse que en esta historia hay personajes que cargan con una mochila muy diferente a la de los demás. Y es por eso por lo que Alex, uno de los personajes y mejor amigo de Hana, me ha parecido un personaje tan peculiar. Es uno de esos que no a todo el mundo le gustaría, pero que a mi me ha parecido muy real, ya sea para bien o para mal. En él recae algo cotidiano como lo es el consumo de drogas varias, desde las más blandas hasta las más duras. Y como personaje que es utilizado con el fin de criticar algo tan sucio y problemático de la sociedad, le doy un diez. 


Hay veces que coinciden en el mundo dos personas poco importantes que viven algo extraordinario que nadie ve, pero viven, como los peces que acaban en la orilla y al final solos consiguen volver al mar. Qué odisea tan silenciosa, si se piensa bien, para el universo.





7 comentarios:

  1. ¡Hola! Es un libro que tengo en mi punto de mira desde que lo vi entre las novedades, así que espero poder hacerme pronto con él porque no puedo esperar para sumergirme en esta historia. Me alegra ver que tú has podido disfrutarlo tantísimo.

    ¡Nos leemos!

    ResponderEliminar